FNEID encuentra inadmisible la tasa deportiva

La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) se ha mostrado sorprendida ante la tasa deportiva que, según se ha publicado en algunos medios (Marca, Palco23 y CMD Sport), se ha planteado en el trámite de audiencia del Anteproyecto de Ley del Deporte. FNEID, que representa y defiende los intereses del sector y de sus usuarios, encuentra inadmisible la propuesta al considerarla injusta para las personas activas que acuden a los gimnasios, unos 5,2 millones de usuarios en España[1].

“Se quiere exigir un esfuerzo extra a personas que ya están invirtiendo tiempo y dinero en realizar actividad física para mejorar su calidad de vida, una medida a la que nos oponemos y que va en contra del fomento de estilos de vida activos que mejoren la salud de la sociedad, más en un país como el nuestro donde más de 50.000 muertes al año se deben a causas relacionadas directamente con el sedentarismo”.

El propio Consejo Superior de Deportes (CSD) ha reconocido que una mayor actividad física en la sociedad supondría un ahorro sanitario de más de 5.000 millones de euros. “No tiene sentido que se lastre económicamente aún más a los usuarios de instalaciones deportivas que ya están asumiendo un 21% de IVA en su cuota, en lugar de incentivarlos de alguna manera por mantenerse activos”.

En este contexto, FNEID ve preciso que se fomente la práctica deportiva y los estilos de vida activos a través de vías impositivas o fiscales.

Por un lado, la patronal vuelve a solicitar la bajada del IVA que se aplica a los usuarios de servicios deportivos, una iniciativa que repercutiría de manera directa en el incremento del número de personas activas. En este sentido, FNEID recuerda que desde hace 7 años el sector está en una situación de vulnerabilidad ante unos tipos impositivos máximos que le asemejan a otros sectores de lujo, con un IVA del 21%. En 2012 los servicios deportivos pasaron de tributar un 8% de IVA al 21%, el máximo tipo impositivo que se puede aplicar en España. Con la mejora de la situación económica del país, en los últimos meses la tributación de actividades como hostelería, bebidas para consumir en el acto, teatros, cine, o festejos taurinos ha sido revisada y reducida. Sin embargo, los centros deportivos continúan aún con el mismo tipo impositivo del 21%, maltratando fisicamente a sus usuarios.

Por otro lado, la Federación de Instalaciones Deportivas aboga por la puesta en marcha de otras iniciativas en materia fiscal, como una desgravación en la declaración de la renta para los usuarios con un doble objetivo: por un lado, fomentaría la práctica deportiva ante la posibilidad de recuperar parte de la inversión; además, también serviría para evitar el intrusismo y luchar contra el fraude fiscal. “Si existiera una exención fiscal, las personas solicitarían la correspondiente factura para acceder al beneficio fiscal; con ello, nuestro sector se aseguraría de que solo prestasen estos servicios deportivos profesionales cualificados, y ayudaríamos en la lucha contra la economía sumergida y el trabajo no declarado”, apuntan desde FNEID.

 

[1] Fuente: Estudio European Health & Fitness Market Report, elaborado por la asociación europea EuropeActive y Deloitte